Mini Dosis

UN RECURSO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

 Un simple movimiento de mano que la Fundación de Mujeres Canadienses ha conseguido popularizar. Significa “necesito ayuda: violencia de género”. Consiste en levantar la palma de la mano, flexionar el dedo pulgar sobre la palma y cerrar el puño.

Sin que el agresor lo perciba, ya son varios casos en varios países (España incluida) en el que mujeres amenazadas han podido encontrar ayuda para evitar la agresión. Se puede hacer en directo o telemáticamente.

Las mujeres del mundo no paran de buscar maneras de enfrentarse a la violencia de género, y esta es una. Si ves el gesto, avisa inmediatamente al 016 y busca toda la ayuda posible para la víctima.

LAS DIFERENCIAS SEXO/GENERO DE LA COVID-19 SE HACEN VISIBLES.

Una iniciativa rompedora se ha puesto en marcha con la creación de una Base de datos global sobre sexo/género en todos los aspectos en los que la pandemia de COVID-19 está afectando a los seres humanos, teniendo en cuenta sus diferencias. El proyecto internacional se ha construido con la colaboración de tres centros: el grupo Global Health 50/50 que se hospeda en la University College London, el African Population and Health Research Center (APHRC) y el Internacional Center for Research on Women (ICRW). Su objetivo es crear la base de datos desagregada por sexo con datos sobre la COVID-19 más grande en el mundo, con los datos de todos los países que los proporcionan, investigando los roles que el sexo o el género están jugando en los brotes de la epidemia, analizando si los diferentes países están teniendo en cuenta el género y la equidad en sus políticas públicas de salud frente a la COVID-19 y recomendando una respuesta eficaz con perspectiva de género para reducir los efectos de la pandemia. Recogen la incidencia, las hospitalizaciones, la mortalidad y la vacunación con todos los datos diferenciados por sexo Quieren estimular que todos los países del mundo rastreen sus datos desagregados por sexo y edad (COVID-19 Data Tracker).
Y añaden un Health Policy Portal, Portal de Políticas Públicas de Salud, de acceso público, que sirva de almacén de buenas prácticas para ser usadas por los países que lo deseen.

MENSTRUACIÓN  INVISIBLE Y COVID-19

La menstruación durante la pandemia de Covid-19 ha permanecido invisible para la mayoría de los trabajos de investigación clínica y terapéutica, incluidos los estudios de los efectos secundarios de la vacunación. De los miles de estudios publicados, tan solo hasta Noviembre 2021, dos estudios realizados en Turquía y Wuhan (China), han realizado investigaciones en qué se proponían estudiar si se habían presentado alteraciones de la menstruación entre las personas que habían padecido la Covid 19 o habían vivido la pandemia. En un primer estudio realizado en la Universidad de Estambul, se estudiaron 952 mujeres que trabajaban como personal sanitario, y que no habían tenido ciclos irregulares en el año anterior. La prevalencia de ciclos irregulares fue de 28,7% de las trabajadoras que también presentaron resultados de padecer un alto nivel de estrés. En otro estudio realizado en el Hospital de Tongji, entre mujeres en edad reproductiva que han padecido la enfermedad, el 25% presentaron cambios en la cantidad de pérdida menstrual, y el 28% tenían pérdidas disminuidas y ciclos alargados. Las hormonas sexuales, y la hormona anti-Mülleriana no presentaron diferencias con el grupo control. Más de la mitad de las mujeres estudiadas que habían padecido Covid-19 presentaron alteraciones del ciclo. Tan sólo dos estudios, entre más 100.000 trabajos publicados, nos indican que las alteraciones de la menstruación permanecen invisibles, menos para las mujeres que las padecen.