Homenajes

Carme Alemany

Mujer, feminista, socióloga, científica, melómana, antimilitarista y enamorada de su familia y de su nieta Laia. Ha sido referente dentro del feminismo, por sus trabajos científicos pioneros sobre la ausencia de mujeres en las ciencias tecnológica, sobre la necesidad de cambio de la ciencia androcéntrica y sobre el acoso sexual en los lugares de trabajo. Impulsó en sus años más jóvenes una experiencia pedagógica innovadora, antipatriarcal y antiautoritaria, enraizada en las luchas vecinales, de la que pronto veremos un libro coral, al que ha dedicado el trabajo de los dos últimos años de vida.

Desde el CAPS (Centro de Análisis y Programas Sanitarios), ONG en la que ha colaborado como miembro de la Junta desde hace más de 15 años, nos estimuló constantemente a trabajar para que el contenido de la ciencia de la diferencia y la desigualdad penetrase en el núcleo de las ciencias de la salud, y ha estado siempre a nuestro lado en el CAPS y la REDCAPS para que no nos desanimemos ante las dificultades. Ella nos abrió nuevos caminos de pensamiento, de relación y de cooperación con feministas de España y del mundo, y nos presentó a mujeres punteras como Capitolina Diaz, Karen Messing y Katherine Lippel del grupo CINBIOSE de Quebec, y como Cynthia Cockburn investigadora de los movimientos por la paz en el mundo y antimilitarista. En una de las últimas conversaciones que hemos tenido en los últimos meses, me dijo que mientras tuviera fuerzas no dejaría nunca de trabajar para profundizar en la mirada feminista dentro de la ciencia y dar soporte a los movimientos por la paz. Su vida fue una continua construcción de relaciones de ideas, de investigadoras, de amistades entrelazadas con el amor a las personas de su entorno. 

Carme Alemany ha sido para muchas de nosotras como una hermana mayor, valiente y decidida, y su recuerdo y su legado nos ayudará a seguir trabajando en la defensa de los derechos de las mujeres. 

 “Conservaste tu sonrisa casi hasta el final, y esta sonrisa nos acompañará siempre”

Carme Valls

Almudena

Con mucha tristeza escribo su nombre, que ya no necesita el apellido. Todas sabemos que es Almudena Grandes. Gran escritora. Activista en muchas causas. A pesar de que no la conocía personalmente, me parecía una mujer cercana, como si fuera la vecina, la amiga que está ahí, cercana, y con la que se puede hablar en cualquier momento, preguntarle cosas, pedirle su opinión tanto sobre cuestiones cotidianas, ordinarias, de la vida diaria como sobre temas extraordinarios. Charlar un rato con ella. 

Hoy ya no podremos tener esta ilusión de charlar con ella en la escalera, en la portería de casa o tomando un café, pero sí lo podemos hacer a través de ella, de sus libros, de sus columnas de opinión, de sus artículos. Estará ahí para nosotras. Y nosotras estaremos ahí para ella. 

Que estas líneas sirvan para expresar nuestro homenaje y nuestro agradecimiento, Almudena. Gracias. 

Olga Fernandez

A nuestras hermanas asesinadas

El virus del patriarcado: LA ETERNA PANDEMIA ASESINA

Cada día en España y en el mundo mueren mujeres asesinadas, a veces con sus hijos e hijas, sin que el virus eterno del patriarcado tenga una respuesta de la sociedad. No sé cuál es el virus más doloroso. No hay mascarillas ni distancia de seguridad ni vacunas. Y a veces, ni siquiera esperanzas. NO OLVIDEMOS ESTE VIRUS Y SIGAMOS COMBATIENDOLO!

Leonor Taboada

Carme Valls Llobet

Endocrinología, Médica de Perspectiva de Género

Olga Fernández Quiroga

Psicóloga Clínica

Leonor Taboada Spinardi

Directora de MyS