¿Saldremos más sabias de la pandemia? Reflexiones en torno a la atención primaria de Madrid

Una mirada crítica feminista, anticapitalista y antimilitarista desde el amor a mis compañeras de profesión y el respeto a [email protected] que tomaron las primeras decisiones en pandemia.

No me ha gustado nunca hacer de “capitán a posteriori”, pero nos merecemos una reflexión lo más serena posible de lo que nos ha ocurrido y sigue ocurriendo en la pandemia de COVID. Mi contexto es el de la Comunidad de Madrid. Algunas críticas se dirigen también a las medidas impuestas por el Gobierno de España.

Y con estos mimbres hicimos estos cestos: potpurri de críticas.

1.- Los recortes en sanidad en la Comunidad de Madrid

Pérdida de 3.000 camas hospitalarias en una década

Recorte del capítulo de personal en 2010 51,8% y en 2017 44,7%

Recorte del gasto per cápita, de 1.313 euros en 2011, a 1.254 euros en 2017. Actualmente es la comunidad autónoma de todo el estado que menos invierte por habitante.

Recorte en número de profesionales: El Sermas pasó de 75.400 trabajadores en 2010, a 72.193 al inicio de 2019.4

Recortes en la inversión en Atención Primaria: De 2009 a 2019 se reduce un 7,58 por ciento.

Aumento de la privatización
Entre 2009 y 2019 ha sido del 11,85 por ciento

2.- Al borde de un ataque de nervios: cierre de centros de salud y desatención en las residencias.
Cierre de 46 Centros de Salud en plena pandemia y cierre, que permanece hoy en día, de los SUAP (Servicios de Urgencia de Atención Primaria), sobrecarga hospitalaria y la “necesidad” de apertura de IFEMA dada la escasez de camas.
Masacre en las residencias (5.795 fallecimientos atribuidos al coronavirus en marzo y abril de 2020) y sobrecarga de Atención Primaria.

3.- Retraso en el diagnóstico de lo que no fuera COVID.
Según el Instituto Nacional de Estadística, los mayores incrementos en el número de fallecimientos debidos a enfermedades del sistema circulatorio y a tumores se dieron durante el mes de marzo de 2020, con un 15,5% y un
7,0% más, respectivamente.

4.- Situaciones que no se tuvieron en cuenta al decretar el confinamiento: Se establecieron medidas con escaso enfoque feminista, adultocéntricas, urbanocentristas, cortoplacistas, clasistas y edadistas María Teresa Ruiz Cantero alertó en diferentes artículos sobre la importancia de desagregar y estratificar la mortalidad al menos por sexo y edad y de hecho tuvo que iniciar una petición en change.org para que el Ministerio facilitara los datos. Datos que sigue sin tener.

El impacto en la salud de las mujeres fue diferente al de los hombres.
El “quédate en casa” supuso para las mujeres víctimas de violencia de género y las y los niños que vivían con sus abusadores sexuales algo muy diferente que para el resto de la población. Las llamadas a los teléfonos de ayuda a la violencia de género (016) aumentaron el primer mes de confinamiento (14 de marzo a 15 de abril), un 30,7% las llamadas y el 443,5% las consultas online.
Hubo efectos negativos en la atención a la salud sexual y reproductiva (menor accesibilidad a los métodos anticonceptivos y abortos)

Respecto a la crítica al edadismo y qué pasó en pandemia con las viejas, aconsejo leer a Anna Freixas

Un artículo aparte merecería el impacto en la salud en la población infantil y adolescente, el aumento en número de
suicidios, etc.

5.- ¿O esto o nada?
No hemos respetado la autonomía de los y las pacientes.
Otra vez [email protected] hemos tratado como a personas sin opinión ni deseos y no les hemos dado la opción de elegir otras propuestas terapéuticas.

6.- El rey está desnudo o la censura en los medios a la crítica a los datos epidemiológicos.
La declaración de Great Barrington de octubre de 2020 criticaba el efecto del confinamiento sobre las poblaciones y no
salió a la luz pública Nines Maestro en su artículo “Políticas de exacerbación del miedo y censura en la gestión del Covid-19“ de septiembre de 2021 señala a quién se ha censurado. Entre ellos al profesor Ionadis, médico griego-estadounidense, director del Centro de Investigación en Prevención de Stanford. Editor jefe del European Journal of Clinical Investigation.

A Juan Gervás se le censuró en twitter, en agosto de 2021, por desvelar los efectos secundarios de algunos tratamientos utilizados en el tratamiento del COVID-19. Y un largo etc.

Respirar hondo y reflexionar: el caso de IFEMA

El 21 de marzo de 2020 se hizo un llamamiento por parte de las gerencias de Atención Primaria a los y las profesionales para que acudiéramos como voluntarias al hospital situado en IFEMA. Muchas nos dirigimos allí.
Al llegar no sabíamos lo que nos íbamos a encontrar. Una carpa de protección civil con EPIs de plástico amarillo, otra carpa para dejar la ropa. Sin vestuarios los cinco primeros días, sin ordenadores, sin cajetines de medicación…
Los siguientes días todo empezó a estar mejor organizado.
Recuerdo con cariño el compañerismo, el apoyo, el volver a sentirme como una residente de familia a mis 51 años. Los y las residentes de familia trabajaron intensamente, con generosidad… mal se les pagó.Semanas después algo nos quedó claro a la gente más crítica con la Comunidad de Madrid: si no se hubieran recortado el número de camas IFEMA no habría sido necesario.

MULIER SAPIENS: ¿QUÉ HEMOS APRENDIDO?

1.O fortalecemos los servicios públicos o morimos (literalmente).
Es imprescindible aumentar las plantillas en Atención Primaria y Atención Hospitalaria y revertir los procesos de privatización de la sanidad pública madrileña.
Debemos trabajar los duelos y el burn out de los y las profesionales sociosanitarias y atender a las secuelas postcovid
y/o el Síndrome post-covid o Covid largo de los y las compañeras que las padezcan.
Debemos fortalecer la coordinación entre niveles asistenciales y, aprovechando el auge del on line, seguir con procesos
ágiles de coordinación. Con especial atención a la coordinación con salud mental.
La interdisciplinariedad no debe ser una palabra vacía, sino que debe guiar la respuesta a los complejos problemas que plantearán las nuevas pandemias y la crisis global del capitalismo.

2. Este virus lo vencemos entre todas.
Este lema sigue hoy de rabiosa actualidad. El problema es cómo incluir en la toma de decisiones a ese todos y todas.
Una de las reflexiones a la que me más me adhiero y que he leído en múltiples artículos es la de que a problemas complejos, soluciones complejas y añado: y con participación comunitaria. Sabemos que la población es un activo en salud en sí mismo. Durante la pandemia hemos infantilizado a la gente y no hemos permitido la posibilidad de encontrar soluciones conjuntas ni basadas en la justicia social. El contexto lo hacía difícil, pero no imposible. Los grupos de vecinas en barrios y pueblos se organizaron desde el minuto cero para tratar de solventar, desde la solidaridad y el apoyo mutuo, los grandes déficits del sistema. Alimentaron a una población muy vulnerable e hicieron de puente con los servicios públicos sanitarios y de asistencia social. Fueron tremendamente eficaces y funcionaron de manera descentralizada.

3. Más epidemiología con enfoque feminista y menos política y control social.
No podemos censurar o ningunear los pensamientos críticos y que fueron silenciados: el impacto del confinamiento en la mortalidad, la sobremortalidad no desagregada por sexo, por edad y por clase social y los diferentes debates sobre este u otro tratamiento y su eficacia, la necesidad de la vacunación a todas las edades, etc. Los diferentes seminarios y artículos publicados por “No gracias”22 son imprescindibles. Y aprender a lidiar con estas diferencias y discrepancias nos puede hacer crecer y ser más críticas.
No podemos volver a permitir un confinamiento que no contemple las vulnerabilidades de distintos grupos humanos (clases sociales empobrecidas, personas presas, personas en situación de calle y personas migrantes) y el impacto de la
violencia de género en las mujeres, niños y niñas. “Quédate en casa” quizá no fuera ese maravilloso lema que glutinaba
a todas y todos y nos permitiría “vencer al virus”.

No puedo olvidar a todas y todos los pacientes afectados por la Sensibilidad Química Múltiple que han sufrido las consecuencias en su salud del uso de productos desinfectantes. El medioambiente y la salud van de la mano.
La militarización social impactó en los discursos de la sociedad y de [email protected] sanitarias. En esta pandemia pasamos de que nos informara Fernando Simón a que nos informaran mandos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y del ejército. Mal vamos. La militarización social y el discurso de la guerra nos ha llevado a ver a los demás como a “[email protected] otros” (personas vacunadas/personas no vacunadas; los jóvenes irresponsables/la población en general;[email protected] europeas y [email protected] africanas y como a “[email protected] [email protected]” (el pobre virus también fue el “enemigo a abatir”). Los procesos de control social como los “policías de balcón” no son fáciles de revertir. El lenguaje militarista que nos quería convencer de que “esto es la guerra” trivializó los efectos de las guerras.

LA CARTA A LAS REINAS MAGAS: PROPUESTAS AL SISTEMA
No se trata de pedir, se trata de exigir y de ir dibujando entre todas qué sociedad queremos.
Vayan 10 ideas para repensar juntas.

  1. Escuchar y poner en práctica las propuestas feministas.
  2. Establecer circuitos bien definidos de participación comunitaria en caso de otra pandemia.
  3. Exigir que las residencias sean públicas, no masificadas y pensar en otras propuestas de cuidado escuchando a
    las viejas, a las sabias Aumentar, con un plan concreto, el gasto sanitario, las plantillas y los recursos per capita.
  4. Coordinación ágil entre diferentes niveles asistenciales sanitarios.
  5. Coordinación multisectorial.
  6. Huir del neocolonialismo.
  7. Información veraz y científica.
  8. Libertad de elección terapéutica y respeto de la autonomía del paciente.
  9. Mirarnos con amor y recuperar nuestros cuerpos, nuestras vidas.

“El autoritarismo con que se ha afrontado la epidemia actual no tiene una justificación sanitaria. Obedece a una política que tiene como uno de sus objetivos finales reforzar la actitud social pasiva, aislada, temerosa y dependiente, hoy en día hegemónica de las sociedades occidentales.”


  1. https://www.publico.es/sociedad/pp-cerrado-3000-camas-hospitales-publicos-madrilenos-diez-anos-ayuso-no-recupera-pese-pandemia.html y https://www.eldiario.es/madrid/radiografia-colapso_1_6020838.html
  2. https://www.elsaltodiario.com/sanidad-publica/graficos-diez-anos-privatizaciones-recortes-comunidad-madrid
  3. https://www.elindependiente.com/economia/2021/09/30/madrid-es-la-ccaa-que-menos-gasto-en-sanidad-y-educacion-por-habitante-en-2020/
  4. https://www.eldiario.es/sociedad/recorte-plantilla-madrid-coronavirus_1_1010049.html
  5. https://economistasfrentealacrisis.com/recortes-y-privatizacion-pongamos-que-hablo-del-servicio-madrileno-de-salud/
  6. https://www.eldiario.es/madrid/comunidad-madrid-centros-personal-sanitario_1_1106754.html
  7. https://www.eldiario.es/madrid/600-dias-urgencias-atencion-primaria-madrid_1_8419354.html
  8. https://www.elconfidencial.com/espana/2020-04-01/fuego-cruzado-ifema-hospital-campana-coronavirus_2527004/
  9. https://www.infolibre.es/politica/hecatombe-residencias-madrid-544-muertos-orpea-516-amavir-419-domusvi-217-ballesol_1_1185925.html
  10. https://www.ine.es/prensa/edcm_2020.pdf
  11. COVID-19. LA RESPUESTA AUTORITARIA Y LA ESTRATEGIA DEL MIEDO. Paz Francés et al. Ediciones El Salmón. Modificado capítulo XII pag 346
  12. https://www.gacetasanitaria.org/en-las-estadisticas-sanitarias-invisibilidad-por-articulo-S0213911120300911
  13. https://www.easp.es/web/coronavirusysaludpublica/que-va-a-pasar-con-las-mujeres-victimas-de-violencia-de-genero-una-pandemia-mas-alla-de-la-virologia/
  14. https://www.guttmacher.org/article/2020/03/covid-19-outbreak-potential-fallout-sexual-and-reproductive-health-and-rights
  15. https://observatorioviolencia.org/28s-covid-19-y-el-derecho-al-aborto-en-espana/
  16. https://elpais.com/sociedad/2020-04-20/no-por-nuestro-propio-bien-no.html Anna Freixas Farre y https://www.lavanguardia.com/vida/20200522/481318088485/hay-mas-libertad-en-la-carcel-que-en-muchas-residencias.html
  17. Revista Mujeres y Salud N.º 50. Mar Rodríguez Gimena
  18. https://www.homeopatiasuma.com/ambivalencia-atencion-primaria-de-salud-ifema-covid-19-y-homeopatia/
  19. https://gbdeclaration.org/la-declaracion-de-great-barrington-sp/
  20. https://www.elsaltodiario.com/laplaza/politicas-de-exacerbacion-del-miedo-y-censura-en-la-gestion-del-covid
  21. https://www.actasanitaria.com/dimes_y_diretes/twitter-mantiene-el-bloqueo-censura-a-juan-gervas/
  22. http://www.nogracias.org
  23. https://www.elsaltodiario.com/planeta-desarmado/desde-el-hospital-del-ifema…-en-tiempos-de-paz
  24. https://www.feministcovidresponse.com/es/sobre-el-colectivo/
  25. https://steilas.eus/wp-content/uploads/2021/03/COVID-19.-Reflexiones-feministas-sobre-la-pandemia.pdf
  26. http://www.alianzasaludcomunitaria.org/covid-19-una-respuesta-comunitaria-para-una-pandemia-social/
  27. http://mujerescreando.org/las-cinco-pandemias-que-azotan-al-culo-del-mundo-por-maria-galindo/
  28. https://salidarazonablecovid.es/
  29. Pous cit en xi. Capítulo X pág 291-303

Mar Rodríguez Gimena

Médica de familia

Médica especialista en medicina familiar y comunitaria. SAR Centro de salud Buitrago del Lozoya.