volver a portada
ATRAS
PORTADA MyS
REVISTA DE COMUNICACIÓN INTERACTIVA
MUJERES Y SALUD
 ESTAS EN
MyS 9
 
MyS Experiencias  
ATRAS... PORTADA  
¿ M y S ?
¿ M y S ?
 OTROS RECURSOS
SUMARIO
LINKS
mys@pangea.org
SUSCRIPCIÓN
 
 
 OTROS N�MEROS
MyS 1
MyS 2
MyS 3
MyS 6
MyS 7
MyS 8
MyS 10
MyS 11-12
MyS 13-14
MyS 15
MyS 16
MyS 17
 VOLVER A...
matriz.net


LA RUEDA

<María Jesús Vázquez Naveira>

Antiguamente, las mujeres indígenas americanas, muy conectadas desde tiempos ancestrales con la fuerza interior femenina y con la magia natural de la madre Tierra, se reunían en círculos una o dos veces por semana, aprovechando sobre todo los días de luna llena y luna nueva, para compartir.

Eran reuniones en las que una de ellas, la que tenía en su poder un objeto sagrado, hablaba mientras las demás ponían toda su alma en escuchar. Cuando esa mujer agotaba su tiempo, pasaba el objeto a otra y ésta a otra, hasta que todas habían tenido su momento de expresar en voz alta sus pensamientos, sentimientos, inquietudes... secretos que quedaban en el círculo de mujeres que, por un pacto de confidencialidad, hacían del grupo un espacio seguro, cálido y sanador.

Para que funcione adecuadamente, La Rueda debe estar bien engrasada y ha de tener todos los ejes del mismo tamaño y grosor. En La Rueda, ninguna mujer es más o menos que otra; ninguna tiene mayor importancia. Todas las que componen ese círculo son iguales e imprescindibles para que gire sin dificultad y todas disponen de un tiempo exclusivo que pueden utilizar según sus necesidades.

Escucharnos y hablar con el corazón es el mejor regalo que podemos hacernos a nosotras mismas. Hoy en día, se suele llamar a esta práctica "escucha activa" y constituye una dinámica importante para facilitar la expresión emocional en los grupos de soporte; al adoptar el nombre de La Rueda para nuestro grupo hemos querido recordar a aquellas sabias pioneras que lo inventaron y rendir homenaje a su respeto por el grupo.

Nuestra Rueda (el grupo de soporte de Creación Positiva) nació como respuesta al deseo de muchas mujeres con VIH de luchar contra el aislamiento social que sufrimos, haciendo frente al estigma y el rechazo. Para ello necesitamos obtener información que nos permita entender mejor lo que nos pasa y poder así afrontarlo, poner en marcha habilidades personales largo tiempo olvidadas o apenas desarrolladas, aprender a creer ennosotras mismas y en nuestra capacidad de recuperación y potenciar nuestra autoestima.

A lo largo del tiempo hemos podido comprobar que una de las mejores maneras de hacerlo es reunirnos e intercambiar nuestras vivencias, dudas, logros, penas y alegrías, nuestras experiencias en suma, así como facilitar la expresión de nuestras emociones, para entrar en contacto con esa parte de nosotras mismas que puede ayudarnos a encontrar nuestra ancestral capacidad de autocuidado.

Después de años de experiencia a lo largo de los cuales muchas mujeres con VIH nos detuvimos durante algún tiempo en este espacio semanal (algunas sólo unos meses, otras varios años; de forma continuada o intermitente), La Rueda se fue consolidando como un espacio que las participantes sentimos como nuestro y que vamos configurando día tras día para adaptarlo a los cambios que se van produciendo en cada una de no otras tanto de forma individual como en el grupo en su conjunto. De esta forma, se mantienen siempre vivos los objetivos principales del grupo: aumentar la calidad de vida de las mujeres seropositivas y normalizar en lo posible nuestra situación desde la capacitación y el control de la propia vida.

Mª Jesús Vázquez Naveira
Facilitadora del grupo

Arriba
MUJERES Y  SALUD <MyS Portada>
©2002 - matriz.net & M y S