volver a portada
ATRAS
PORTADA MyS
REVISTA DE COMUNICACIÓN INTERACTIVA
MUJERES Y SALUD
 ESTAS EN
MyS 13-14
 
Minidosis
ATRAS... PORTADA
¿ M y S ?
¿ M y S ?
 OTROS RECURSOS
SUMARIO
LINKS
mys@pangea.org
SUSCRIPCIÓN
 
 
 OTROS N�MEROS
MyS 1
MyS 2
MyS 3
MyS 6
MyS 7
MyS 8
MyS 9
MyS 10
MyS 11-12
MyS 15
MyS 16
MyS 17
 VOLVER A...
matriz.net

Ver a las amigas aumenta la salud de las mujeres

La mayoría de las mujeres sabemos, unas desde la adolescencia, otras lo descubren gradualmente a medida que cumplen años, que la amistad con otras mujeres nos sienta muy bien. Ahora lo sabe la ciencia. Mira qué bien. Un estudio realizado en la Universidad de Los Ángeles, California (UCLA), por las investigadoras Laura Cousino Klein y Shelley Taylor: "Female Responses to Stress: Tend and Befriend, Not Fight or Flight" (Respuestas femeninas al estrés: Cuidar y hacer amistades, no pelear o escapar), ha demostrado que la mujeres tienen una manera, bioquímicamente hablando y conductualmente, de responder al estrés distinta a la de los hombres.
Al parecer ellas y ellos segregan oxitocina en situaciones de estrés pero en las mujeres ésta les impele a cuidar a sus niñas y niños y a relacionarse con otras mujeres, mientras que a ellos los pone agresivos o con tendencia al aislamiento. Falta saber por qué.
Las investigadoras se plantearon hacer un estudio de estrés con mujeres ya que, tradicionalmente, se han hecho siempre con hombres, y al empezar a trabajar comprobaron que el modelo de respuesta al estrés científicamente establecido desde hace décadas "pelea o huida" no es común a hombres y mujeres, que ellas responden con "cuidado y relación". Descubrieron además que esta respuesta genera salud porque las mujeres al relacionarse se desprenden del estrés más eficazmente que los hombres.

Trastornos digestivos frecuentes: un posible indicador de malos tratos

El 67% de mujeres maltratadas arrastra trastornos digestivos a lo largo de su vida, según las conclusiones de un estudio realizado por médicos españoles con la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) de Cataluña.
Los responsables del estudio, financiado por la Clínica Teknon de Barcelona, entrevistaron a 87 mujeres que durante el año pasado interpusieron una denuncia por malos tratos físicos, psíquicos o agresiones sexuales en varias comisarías de la capital catalana. Las mujeres se sometieron a un cuestionario realizado por una trabajadora social.
El estudio revela que el 67 % de las mujeres maltratadas presenta dolor estomacal en la parte alta del abdomen e hinchazón, mientras que el 47 % sufría el denominado síndrome del colon irritable, con síntomas de diarrea y dolor en la zona inferior del abdomen. El 43 % padecía ambos trastornos digestivos. El 70 % de las maltratadas que presentaban este tipo de síntomas digestivos eran españolas, con una media de edad de 38 años y con síntomas de ansiedad y depresión, según Mearin. Este perfil de afectados coincide con el de la población general, ya que el 80 % son mujeres de unos 40 años, explicó este especialista.

Nueva normativa europea para el etiquetado de alimentos transgénicos

Desde ahora los productos u organismos modificados genéticamente (OMG) o elaborados a partir de un transgénico (aunque se trate sólo de algún ingrediente) deberán indicarlo en el envase. La normativa no establece un distintivo específico, sino que se indique la presencia de transgénicos en la lista de ingredientes. En la comida envasada que no lleva este tipo de listado, la mención aparecerá en la etiqueta. Cuando se trate de productos a granel, se indicará en el expositor.

Se etiquetan los alimentos transgénicos, como un brote de soja modificada genéticamente.

  • Un producto que contenga OMG, como una ensalada con brotes de soja transgénica.
  • Un alimento producido a partir de productos transgénicos. Por ejemplo, aceite de maíz procedente de maíz transgénico; chocolate con lecitina de soja procedente de soja transgénica, etc.

¡¡OJO con los que no se etiquetan!!:

  • Productos de segunda o tercera generación, es decir, alimentos de origen animal (leche, carne, huevos, grasas...) que provienen de animales alimentados con comida transgénica.
  • Fermentos transgénicos: los alimentos que empleen microorganismos transgénicos para su fermentación no tienen que indicarlo siempre y cuando el OMG no esté presente en el producto final, como el queso elaborado con un cuajo modificado genéticamente. Sin embargo, si el microorganismo sí está en el alimento (como la bacteria del yogur) tendrá que especificarse.

El consumo de ácido fólico puede reducir la espina bífida si se toma 3 meses antes de la concepción

Las mujeres que empiezan a tomar suplementos diarios de ácido fólico (0,4 mg) por lo menos 3 meses antes de la concepción, pueden reducir el riesgo de defectos en el tubo neural en un 70%. Investigadores de Arkansas, preguntaron a 322 mujeres sobre el consumo de suplementos de ácido fólico, durante las visitas ginecológicas.

Aunque el 62% de las mujeres sabían que los suplementos de ácido fólico podían prevenir defectos de la médula espinal, solo el 27% lo estaban tomando, y solo el 8% de mujeres negras. El uso de suplementos se asociaba, a mayor renta, mayor nivel de educación y embarazo planificado. Los autores subrayan la necesidad de explicar la necesidad de tomar suplementos, en las visitas de rutina, y también se deben realizar esfuerzos en difundir los beneficios desde los médicos clínicos y desde salud publica. Cleves et al. Obstet Gynecol 2004 Apr; 103: 746-53

Arriba
MUJERES Y  SALUD <MyS Portada>
©2005 - matriz.net & M y S