volver a portada
ATRAS
PORTADA MyS
REVISTA DE COMUNICACIÓN INTERACTIVA
MUJERES Y SALUD
 ESTAS EN
MyS 13-14
 
Columnas
ATRAS... PORTADA
¿ M y S ?
¿ M y S ?
 OTROS RECURSOS
SUMARIO
LINKS
mys@pangea.org
SUSCRIPCIÓN
 
 
 OTROS N�MEROS
MyS 1
MyS 2
MyS 3
MyS 6
MyS 7
MyS 8
MyS 9
MyS 10
MyS 11-12
MyS 15
MyS 16
MyS 17
 VOLVER A...
matriz.net

EL DEDO EN LA LLAGA

Médicas en riesgo

<Carmen Valls Llobet>


Carmen Valls

La salud laboral de las profesiones sanitarias ha sido progresivamente minusvalorada o solo concentrada en la prevención en hospitales del contagio de enfermedades infecciosas. El personal de enfermería ha trabajado mucho para hacer visibles sus riesgos laborales, y ha demostrado que los reúne todos: físicos, químicos, psicosociales, biológicos y ergonómicos. Pero no ha ocurrido lo mismo entre los médicos y médicas.

El hecho de atender a personas enfermas o de tener que educar sanitariamente a la población para que pueda prevenir los problemas de salud, y para que evite los riesgos que puedan comprometerla, parece que les haga invulnerables a sus propios riesgos. Pero no es así, y en especial la salud de las mujeres médicas, que se están incorporando cada vez en más número a la profesión, es un terreno totalmente invisible. Sin embargo, recientes trabajos de investigación sobre el colectivo han demostrado que la salud de las médicas es especialmente vulnerable al riego psicosocial.

Al analizar los riesgos para la salud más prevalentes entre las médicas, se encontró una mortalidad superior relacionada con los suicidios, que también son causa de muerte entre las enfermeras. Pero lo más sorprendente ha sido observar el alto índice de acoso sexual: un 36'9 % de las medicas relatan haberlo padecido alguna vez, y el acoso moral relacionado con problemas de género (humillaciones, descalificaciones en función del sexo, o discriminaciones en la promoción laboral) es aún mas alto, el 47'7 %.

La organización sanitaria ha sido tradicionalmente androcéntrica, y las dificultades de sobrevivir en un entorno hostil, y el hecho de que las profesionales más jóvenes no conozcan los riesgos y los condicionantes en que puede desarrollarse su trabajo, las hacen vulnerables e incapaces de desarrollar estrategias de prevención. Pero lo más lamentable es que la mayoría no denuncia las situaciones de acoso, las sufre en silencio o cambia de lugar de trabajo. ¿Como podrán entonces ayudar a las demás mujeres?

También se ha demostrado que son un grupo de alto riesgo obstétrico, por presentar contracciones prematuras, prematuridad y hijos e hijas con bajo peso al nacer. También están sometidas a los problemas ergonómicos según la especialidad, a niveles altos de ansiedad y depresión, a la bioacumulación de sustancias químicas como el resto de las mujeres, y a los trastornos de la menstruación y el incremento de la endometriosis, después de las guardias nocturnas repetidas.

Las médicas están ocupando ya en España más del 70% de las plazas de atención primaria. Si han de prevenir los problemas de salud de la población, ¿no se debería empezar por ellas mismas?

Arriba
MUJERES Y  SALUD <MyS Portada>
©2005 - matriz.net & M y S