volver a portada
ATRAS
PORTADA MyS
REVISTA DE COMUNICACIÓN INTERACTIVA
MUJERES Y SALUD
 ESTAS EN
MyS 11-12
 
MyS Hormonas
ATRAS... PORTADA
¿ M y S ?
¿ M y S ?
 OTROS RECURSOS
SUMARIO
LINKS
mys@pangea.org
SUSCRIPCIÓN
 
 
 OTROS N�MEROS
MyS 1
MyS 2
MyS 3
MyS 6
MyS 7
MyS 8
MyS 9
MyS 10
MyS 13-14
MyS 15
MyS 16
MyS 17
 VOLVER A...
matriz.net


TERAPIA HORMONAL SUSTITUTIVA, TERAPIA DEMENCIAL

<Carmen Valls Llobet>

Entre las muchas opiniones sin base científica que se barajaron en los años 90 para propugnar la terapia hormonal sustitutiva prolongada en la menopausia, figuran la prevención de los riesgos cardiovasculares y la mejoría de las condiciones cognitivas de la enfermedad de Alzheimer. Estas dos razones, junto a alguna más y junto a la minimización de los efectos secundarios presumibles (cáncer de mama, por ejemplo), conformaron la justificación para imponer el "todas tratadas para siempre".

LA BOMBA WHI

Sin embargo, el estudio de población que se inició en Estados Unidos en el año 1995-1996: Iniciativa por la salud de las Mujeres (WHI) bajo el impulso de la entonces directora del NHI (Centro Nacional de investigación) Dra. Bernardine Healy, y continuado hasta el año 2002 fecha en que fue interrumpido, ha puesto en tela de juicio de un plumazo todos los supuestos beneficios de la terapia y ha confirmado las sospechas acumuladas sobre sus efectos secundarios.

Un estudio de población está pagado e impulsado por fondos de salud pública, y este es el primer estudio de esta envergadura que se ha realizado en el mundo y que empieza a generar resultados comunicables. Hasta ahora la mayoría de los estudios en que se basaba la recomendación de la THS se realizaba en población demandante de ayuda, a corto plazo y pagados por los laboratorios farmacéuticos que deseaban vender productos.

Los resultados negativos de las mujeres expuestas a estrógenos (sean conjugados equinos, derivados de orina de yegua) o estradiol puro, unidos a los progestágenos de síntesis obligaron hace un año a suspender el estudio WHI porque se demostró que de cada 10. 000 mujeres que toman terapia hormonal sustitutiva durante un año aparecen 8 casos más de cáncer de mama invasivo, 7 casos más de ataque cardíaco y 8 casos más de ictus, que las que no lo toman. De hecho Chlebowski y colaboradores, investigadores del estudio WHI han demostrado que el uso de estrógenos más medroxiprogesterona incrementa la incidencia de cáncer de mama solo con dos años de utilización, que son más grandes y más invasivos y metastásicos que en el grupo placebo. Al cabo de 1 año existía un porcentaje substancial de mujeres con mamografía anormal en el grupo tratado. El riesgo de padecer accidentes vasculares cerebrales o ictus ha sido incrementado en un 31%entre las mujeres que recibían terapia hormonal siendo la mayoría de estos accidentes de carácter isquémico (Wassertheil-Smoller 2003)

TERAPIA DEMENCIAL

Pero lo más sorprendente, la revista JAMA del 28 de Mayo es que de las 4532 mujeres mayores de 65 años incluidas en un subgrupo del WHI en que se estudiaba la memoria y capacidades cognitivas, dentro del grupo que presentaba signos de demencia o de pérdida de memoria, la mayoría (61%) estaban o habían estado en tratamiento hormonal sustitutivo, lo que da indicios (aunque débiles) de que la terapia estrogénica promueve la demencia más que la previene.

Lo demencial de todo este proceso radica en dos graves problemas que se repiten continuadamente:

En primer lugar no se utilizó la medicina basada en la evidencia científica para iniciar la THS sino que se basaron en opiniones o en pequeños ensayos de laboratorio (como por ejemplo el hecho de que aumenten las conexiones de una neurona cuando se ponen en contacto con estrógeno) para inferir que puede ir bien para el aumento de la memoria, olvidando que los estrógenos son trombogénicos y aceleran los procesos tromboembólicos cerebrales y aumentan la isquemia vascular de muchas demencias entre mujeres mayores, por deterioro de la masa cerebral.

En segundo lugar no se han utilizado los conocimientos de la ciencia bioquímica y endocrinólogica que ya tenemos. Se crea repetidamente, por ejemplo, confusión entre progestágenos de síntesis que forman parte de muchas terapias hormonales (medroxiprogesterona, desorgestrel, norgestrel) y acaban transformándose en estrógenos por vía hepática, y se los hace similares a la progesterona natural que no tiene los mismos efectos.

Esto quiere decir que la mayoría de los tratamientos hormonales utilizados hasta la fecha, y de donde salen los estudios actuales, son tratamientos a base de estrógenos, fundamentalmente, o combinados con progestágenos que, como he dicho, acaban convirtiéndose en estrógenos en el organismo. El exceso de estrógenos en el cuerpo humano, ya sea el propio o administrado, produce efectos tromboembólicos y aumenta la oxidación y los radicales libres además de tener un efecto cancerígeno sobre mama y endometrio. Por otra parte, la historia de no basar las terapias dirigidas a mujeres en ensayos clínicos científicos de buena evidencia se está repitiendo ahora con los fitoestrógenos.

¿QUÉ PASA CON LOS FITOESTRÓGENOS?

Los fitoestrógenos son hormonas que tienen un débil efecto estrogénico y que se encuentra en muchas plantas.
Se había observado que las mujeres asiáticas, que consumen mucha más verdura y fruta que grasas, y las mujeres del mundo rural en España tenían una menor incidencia de cáncer de mama. De hecho muchas frutas y verduras contienen fitoestrógenos, no tan solo la soja, sino también los cereales, las judías, los frutos secos, los aceites vegetales, las fresas y frutas del bosque, las verduras y las leguminosas. Por ello una alimentación rica y variada al estilo del mundo rural o de nuestras abuelas puede ser un protector del cáncer hormonal.

Pero de esta constatación, se ha pasado a afirmar, sin que medien ensayos clínicos de buena calidad, que los fitoestrógenos se consuman en forma de pastillas, sobres...y han pasado a formar parte de una industria comercial que desea introducir la soja en muchos momentos de la alimentación cotidiana, sin tener en cuenta que su contenido en proteínas y calcio es muy diferente que los lácteos habituales en nuestra alimentación.

Nace una pregunta que como científicas debemos hacernos. ¿Son seguros los fitoestrógenos?¿Pueden provocar cáncer de mama?¿Tienen el mismo efecto en el cuerpo humano formando parte de la comida habitual o en forma de extractos y pastillas?¿Qué país es el primer productor de soja (la mayoría transgénica) y le interesa que aumente su consumo en la alimentación animal y humana? Los estudios realizados en el laboratorio ponen de manifiesto un efecto proliferativo sobre los epitelios de la mama y un incremento del receptor de la progesterona, a los quince días de una alimentación rica en soja.

Danielle MacMichel. Philllips y colaboradores publicaron un estudio en 1998, en que se estudiaron a 48 mujeres con problemas de mama a las que se había de realizar una biopsia. Se administró una dieta rica en soja 14 días antes y se observó un incremento y proliferación del epitelio mamario en mujeres de todas las edades un incremento de la expresión de receptores de la progesterona que se estimulan por los mismos estrógenos. De hecho Molteni y colaboradores ya había demostrado en 1995 que las isoflavonas tenían un efecto inhibidor o estimulador de las células de cáncer de mama dependiendo de las dosis en que haya sido administrada.

Y este continua siendo un problema farmacológico no bien investigado y por lo tanto imposible de comunicar. ¿Qué dosis de fitoestrógenos dejan de ser protectores para pasar a ser inductores del cáncer de mama o de vejiga urinaria? De hecho un artículo publicado en Diciembre de 2002 alerta de la asociación del elevado consumo de soja (más de 92 gr/1000 Kcal) con la incidencia de cáncer de vejiga urinaria. Además los procesos químicos necesarios para extraer aceites o productos fermentados precisan la participación de solventes (muchos productos de soja contienen solventes carcinógenos) y la soja contiene componentes altamente alergénicos.

Estamos revisando a fondo las evidencias científicas de buena calidad sobre los efectos beneficiosos o negativos de los fitoestrógenos pero a la espera de tener más evidencias, los datos actuales aconsejan consumir frutas y verduras que los contengan y no los contenidos en las pastillas.

Para absorberlos se necesita una flora intestinal sana y los fitoestrógenos contenidos en productos alimenticios (cereales, frutos secos, fruta) son menos peligrosos que los contenidos en hierbas medicinales. A nadie se nos escapa que el primer productor mundial de soja (la mayoría transgénica) son los Estados Unidos que naturalmente no están interesados en investigar los efectos a corto y medio plazo en la salud humana. La Red de investigadoras en Mujeres y Salud debe poner de manifiesto los vacíos científicos y no aconsejar tratamientos que no sean fiables y de los que puedan detectarse sus efectos biológicos y metabólicos. Los fitoestrógenos en definitiva, aunque
estrógenos débiles son también hormonas.

Sólo el 5% de las españolas toma terapia hormonal en la menopausia

El 46% cree que esta terapia puede causar cáncer de pecho

(Traducido del Diari AVUI 16/07/03)

Según una encuesta llevada a cabo por la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM). La terapia hormonal substitutiva (THS), utilizada para combatir los síntomas asociados a los primeros años de la menopausia, tiene muy poca aceptación en el Estado Español, ya que sólo el 5% de las mujeres de entre 45 i 75 años son usuaria de este tratamiento. Estudios recientes han apuntado que el riesgo de padecer cáncer de pecho puede aumentar hasta un 26% en las mujeres que siguen la THS a base de estrógenos y progestinas.

PARA SABER MÁS

- Can-Lan Sun et al. Dietary Soy and Increased Risk of Bladeer cancer:The Singapore Chinese Health Study. Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention Vol 11, 1674-1677

-Chlebowski RT et al. Influence of estrogen Plus progestin on breast cancer ana mammography in Healthy Postmenopausal Women. JAMA, June 25, 2003-Vol 289, No 24 3243,

-Feminist Women's Health Center www.fwhc.org/health

-McMichel-Phillips et al. Effects of soy protein supplementation on epithelial proliferation in the histologically normal human breast. Am J Nutr 1998;68 (suppl):1431S-6S

-Molteni A, Brizio-Molteni L, Persky V "In vitro hormonal effects of soybean isoflavones" J Nutr. 1995;125:75/S-65

-New Menopausal Years the Wise Woman Way www.ashtreepublishing.com

Nota: Como mujer y como profesional sanitaria te invitamos a que nos comuniques tus experiencias, conocimientos científicos o literatura que conozcas sobre el tema y la publicaremos en cada número. caps@pangea.org

Arriba
MUJERES Y  SALUD <MyS Portada>
©2004 - matriz.net & M y S