volver a portada
ATRAS
PORTADA MyS
REVISTA DE COMUNICACIÓN INTERACTIVA
MUJERES Y SALUD
 ESTAS EN
MyS 11-12
 
Editorial
ATRAS... PORTADA
¿ M y S ?
¿ M y S ?
 OTROS RECURSOS
SUMARIO
LINKS
mys@pangea.org
SUSCRIPCIÓN
 
 
 OTROS N�MEROS
MyS 1
MyS 2
MyS 3
MyS 6
MyS 7
MyS 8
MyS 9
MyS 10
MyS 13-14
MyS 15
MyS 16
MyS 17
 VOLVER A...
matriz.net


LA MATERNIDAD ¿ERA ESTO?

<Victoria Sau>

Cuando vamos por la calle y nos cruzamos con personas de toda índole y edad;cuando nos atienden en un mostrador, cuando cruzamos la calle en bloque con un montón de gente; cuando adquirimos todos los productos necesarios para la vida que tantos individuos distintos han manipulado hasta llegar el momento final de su adquisición y consumo;qué pocas veces nos detenemos a pensar que cada uno/a de ellos/as es el resultado de una mujer que de buen grado o no tanto, pasó por un embarazo, sufrió la experiencia y el riesgo de un parto, y muy probablemente crió a ese ser humano durante años, atendiéndole en sus necesidades más básicas, incluidas las psíquicas. Un compromiso humano para con otro ser humano para que nazca, crezca, sea un alguien en el mundo. Una inversión tremenda en tiempo, en energía, en interacción de sentimientos tan variados como el miedo, el amor, la ternura, la piedad, el dolor y la esperanza. Y un compromiso, un vínculo, que a pesar de tomar formas distintas con el paso del tiempo, perdura hasta la muerte.

Generalmente sólo pensamos en las mujeres como madres cuando vemos a nuestro alrededor niñas y niños. Porque en el fondo esperamos que corran a atenderlos. Pero este es un reduccionismo de la maternidad. Todo individuo, tenga la edad que tenga, está ahí porque otro individuo, una mujer, lo quiso así, lo consintió o lo toleró;en cualquier caso nadie viene de la nada sino de un principio que a su vez tuvo el suyo propio. Y este principio se le llama eufemísticamente "maternidad". ¿Por qué eufemísticamente? La pregunta se convierte en una nueva pregunta: ¿por qué ser hijo o hija de una mujer tiene tan poca importancia, por no decir ninguna? O, más aun, una importancia en sentido negativo cuando el sujeto es un "hijo o hija de puta", o sea, que sólo tiene madre?

La paternidad, categoría sociopolítica que es privilegio de varones aunque sólo una minoría la desarrolla hasta sus últimas consecuencias, decide y reparte suertes a conveniencia sobre los seres humanos que obtiene gratis de las mujeres. Clasifica, categoriza, distribuye, imparte, reparte, condiciona, exige, castiga y más tarde legisla sobre ello para que todo sea legal. Así no es extraño que incluso las propias mujeres -del área occidental, que yo sepa, hayan hecho suya la máxima masculina de que maternidad es sinónimo de "lavar culitos de niños". Y quizás tenga dramáticamente razón. Quizá es en esto lo que ha venido a parar la maternidad en el seno del patriarcado

Si la maternidad se hubiera desarrollado en lo social, político y cultural como lo ha hecho la paternidad, ¿tendrían que mendigar las mujeres su derecho al aborto?¿Habrían tenido que desfilar en la Plaza de Mayo bonaerense para reclamar al padre-poder, demasiado tarde, sus hijas e hijos?¿Se habrían creado las Mujeres de Negro contra la guerra y la violación de ellas mismas en la ex Yugoslavia? Formas de "maternidad a posteriori" que quizá alivian el dolor pero que no evitan que se reproduzca en cualquier momento y en cualquier otra parte. ¿Dónde está sino, la maternidad en instituciones que son eje organizador del mundo tales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Trilateral, la gran industria, los Ministerios mal llamados de Defensa y así sucesivamente? La paternidad sin maternidad es la más cruel de las monarquías absolutas. Es la dictadura más férrea, en la que el propio dictador se autolegitima. Es la que ha convertido a los hijos e hijas de las mujeres en amos y esclavos, en ricos y pobres, en poseedores y desheredados, en Norte y Sur, en mujeres naturales y hombres artificiales (de engaño-artificio).

La democracia seguirá siendo una caricatura de sí misma mientras subsista tal estado de cosas:mientras las mujeres les paran y críen a los padres hijos e hijas para su uso y consumo; mientras no sean más que un torpe medio para un fin que les es ajeno, salvo si lo hacen suyo por alienación.

Victoria Sau
(Publicado originalmente en Informatiu Dona. 1994. Ajuntament BCN)

Arriba
MUJERES Y  SALUD <MyS Portada>
©2004 - matriz.net & M y S