volver a portada
ATRAS
PORTADA MyS
REVISTA DE COMUNICACIÓN INTERACTIVA
MUJERES Y SALUD
 ESTAS EN
MyS 11-12
 
Cartas
ATRAS... PORTADA
¿ M y S ?
¿ M y S ?
 OTROS RECURSOS
SUMARIO
LINKS
mys@pangea.org
SUSCRIPCIÓN
 
 
 OTROS N�MEROS
MyS 1
MyS 2
MyS 3
MyS 6
MyS 7
MyS 8
MyS 9
MyS 10
MyS 13-14
MyS 15
MyS 16
MyS 17
 VOLVER A...
matriz.net

SOBRE LAS CÁNDIDAS

<Rosa>

He descubierto que tengo cándidas. Están extendidas por todo mi cuerpo porque tardé mucho en relacionar todos los síntomas; parecía que no había una conexión entre ellos.

Todo empezó con las típicas cándidas vaginales, que he ido tratando durante unos 13 años. La ginecóloga me iba dando, pues todo lo que se da en estos casos, creo que probé todas las marcas. Se me iban los síntomas (picor, flujo) y al poco tiempo volvían.

Pero hace unos años aparecieron otros síntomas que os explico por orden del peor al más leve: Una gran fatiga, cuando siempre he sido muy activa; ganas de no hacer nada, letargo;un estreñimiento de días que siempre acaba en diarrea, gases, eructos, dolor abdominal, hinchazón continua, picor anal; indigestiones, intolerancia a algunos alimentos; depre, ataques de ansiedad y llanto, cambios de humor, irritabilidad, mala memoria; insomnio; irregularidades menstruales que acabaron en menopausia prematura; alergia o intolerancia al humo de los cigarrillos; picores o sarpullidos en diferentes sitios de mi piel –cerca del lagrimal se pone la piel fatal– congestión nasal, dolor de garganta, dolor y presión en el pecho, dificultad para respirar, tos (esto, sólo en ocasiones, no es continuo como lo demás). Y, para acabar de sentirme divina, mal aliento y mal olor corporal.

Supe que tenía candidiasis porque vi los síntomas escritos en un libro de Cala H Cervera sobre nutrición ortomolecular (acaba de sacar otro sólo sobre cándidas, ver abajo), junto a otros síntomas que yo no tengo, pero no tuve la menor duda. Antes había ido a montones de médicos y tras hacerme muchas pruebas la medicina oficial me decía siempre que todo era normal, con el consiguiente desespero por mi parte.

La homeopatía y la acupuntura ayudan pero sin régimen, no sirven de nada. Lo que más me está ayudando es la nutrición ortomolecular.

Esta enfermedad es básicamente femenina, me he ido encontrando mujeres que la han tenido a raíz de tomar la píldora anticonceptiva durante años, o por tratamientos con antibióticos, porque tiene que ver con la salud de la flora intestinal y es básico tomar probióticos, lactobacilos acidofilus, bifidos, etc., que son las bacterias buenas (para entendernos) de nuestro intestino.

En fin, lo ideal es encontrar una persona que entienda de nutrición ortomolecular o un buen médico naturópata que sepa queé es eso y paciencia. Dependiendo del tiempo que haga que las tienes, tardan más o menos en irse.

Visto por el lado positivo, mis cándidas me están ayudando a disciplinarme, a estar más pendiente de mí. Cuando necesito parar paro y descanso sin culpas, y he adelgazado, porque también te recomiendan ejercicio. Otra mujer que había tenido cándidas me recomendó el drenaje linfático y mi piel está mejor que nunca, o sea: estoy haciendo una gran limpieza, una renovación y dándome cuenta de que necesitaba todo este proceso, así que, después de todo, les doy las gracias. Pero fue básico reconocerlas, saber que todos esos síntomas pertenecen a una misma cosa y eso es lo que me hizo escribir esta carta. Aprovecho para decir públicamente que me encanta el trabajo que estáis haciendo y os envío un abrazo.

Libros recomendados:

“Candidiasis Crónica”
Cala H. Cervera.
Ed Robinbooks 2003

“Nutrición Ortomolecular ”
Cala H. Cervera.
Ed. Enterprise 2000

Arriba
MUJERES Y  SALUD <MyS Portada>
©2004 - matriz.net & M y S